Sobre el préstamo a los bancos

Click Here!  Siguiendo con nuestro artículo anterior, en esta ocasión comentaremos las distintas maneras de prestar nuestro dinero a los bancos. Unas son más recomendables que otras y algunas otras, casi nada recomendables.

Acciones: Estamos expuestos a rentas ( dividendos ) como a plusvalías, a la evolución de la compañía.

Obligaciones: Serán positivas cuando convertir en acciones recaiga sobre el inversor. Pero serán negativas cuando sea sobre la compañía.

Preferentes: Son productos de elevado riesgo ( son poco recomendables ).

Deuda: Son de renta fija,  mayor que otros. En caso de quiebra de la compañía perderían valor.

Deuda Sénior: Esta se cobra antes que los otros títulos y su tipo de interés es fijo.

Pagarés: Son parecidos a las letras, los intereses se abonan al vencimiento.

Depósitos estructurados: El capital está garantizado, pero no las ganancias.

Cédulas hipotecarias: Esta es de las más seguras, ofrecen un rendimiento fijo y están garantizadas.

Depósitos a plazo fijo: Capital con interés y plazo fijo.

Cuentas corrientes: Contrato entre banco y cliente. El cliente paga una cantidad por custodia.

Para saber más, podési seguir leyendo en tonirick53.wordpress.com

Banco

 

Anuncios

Proteger nuestro dinero

En esta sociedad de consumo en la que vivimos, por suerte o por desgracia,  es imprescindible el dinero para nuestro sustento y el de nuestra familia.

Cuesta tanto ganar el dinero, que es necesario administrarlo con mucha prudencia,  para poder cubrir nuestras necesidades y conseguir ahorrar algo de dinero y que a la vez, nos genere alguna rentabilidad.

Para poder proteger y administrar mejor nuestro dinero, a continuación daremos algunos consejos, que espero sean de  gran provecho,  y si con ello cosigo ayudar a algunas personas, me sentiré plenamente satisfecho.

En primer lugar, es aconsejable ahorrar 1/3 de nuestros ingresos, gastar 1/3 en vivienda y 1/3 en gastos generales.

Segundo, ser ahorrador neto en lugar de deudor neto y reinvertir , si es posible, parte de los intereses.

Tercero, pensar en la rentabilidad real. Antes de usar nuestro patrimonio para generar rentas, debemos asegurarnos de  preservarlo, teniendo en cuenta la inflación.

En cuarto lugar, tener en cuenta que todo activo financiero supone un riesgo. Incluso el dinero supone un riesgo. Toda rentabilidad es a cambio de un riesgo.

En quinto lugar, No hay que hipotecarse por más de cuatro veces el sueldo bruto anual , ni con cuotas superiores  a un tercio de nuestros ingresos, ni a más de veinte años.

En sexto lugar, cambiar nuestras relaciones con la banca, trabajando con los mejores bancos y con varios.

En séptimo lugar, diversificar el patrimonio financiero, tradicionalmente concentrado en  productos que consisten en prestarle dinero a los bancos, incorporando otros tipos de inversiones. No es aconsejable concentrar más del 30% del patrimonio en el sector financiero.

Octavo, conocer la inversión en deuda pública como primer elemento para diversificar las inversiones, pero manteniendo una exposición baja, aconsejable en el momento actual en el que vivimos.

En noveno lugar, conocer los fondos de inversión internacionales.

Décimo, contemplar en otras divisas la inversión, si nos preocupa la nuestra. Podría ser un riego elevado y quizá no compense, pero si se hace, que sea con varias divisas y no más del 50% del patrimonio.

Para más información, podéis seguir leyendo más en  tonirick5.wordpress.com

ahorro_alcancia